Tarjetas de empresa: el diseño importa

Las tarjetas de visita son un elemento indispensable para cualquier empresa y la originalidad cuenta. Un buen diseño de tarjeta puede hacer que te recuerden mejor o te prefieran a la competencia.

 

Si vas a una reunión, una feria, o cualquier evento en el que puedas ponerte en contacto con clientes potenciales.. es importante que lleves una tarjeta en la que indiques el nombre de la empresa, tus datos y que transmita de alguna manera la filosofía de la empresa, que recuerde a qué te dedicas. Además, son un elemento de papelería que da mucho juego y que normalmente no tiene un coste elevado.

Algo importante a tener en cuenta, es que las tarjetas tienen un tamaño limitado, puedes variar sus medidas un poco, pero debe caber en una cartera de mano o tarjetero. Con ofrecer la información relevante de una forma concisa y bien presentada es suficiente, siempre y cuando sea de manera atractiva y original.

Business Card Visualization Template for Design Presentation

 

Existen distintos tipos de tarjetas y hoy te hablamos de los que más nos gustan:

Materiales originales
Hoy en día parece que está todo inventado, y pese a esto todavía tenemos que estrujarnos más la cabeza para tener esa gran idea que nos diferencie del resto. La búsqueda de cosas únicas puede ser la solución, el elemento diferenciador que nos haga resaltar de nuestra competencia. Por eso en diseño de tarjetas de visita se llevan las que están hechas con materiales diferentes, como tela, madera, metal, o cualquier cosa que llame la atención y sea duradero, no hay que perder de vista el objetivo de la tarjeta.

Distinto formato
Como te decíamos,  una tarjeta no tiene por qué ser del tamaño estándar rectangular, hay muchas opciones  y muchas maneras de hacer de las tarjetas algo realmente divertido, creativo y difícil de olvidar o de tirar a la basura.
Una tarjeta que imita la forma de una entrada antigua o por ejemplo, un papel de buena calidad más grueso de lo habitual, ¡y listo! tenemos un diseño de tarjeta de visita que ya no es lo corriente.

Esto es importante siempre, pero sobretodo si tu empresa se dedica a cualquier cosa relacionada con el diseño, la originalidad o la presentación a clientes, en los que la  creatividad es aún más relevante.

Simples y elegantes
A veces con asegurarnos de que el contenido esencial esté y que el diseño concuerde con la línea de negocio es suficiente. Es decir, si te dedicas al interiorismo, quizá sea más interesante y vaya más acorde a tu negocio una tarjeta sencilla y elegante que una con un diseño de, por ejemplo, flores, con la que la gente podría asociar que tu empresa es una floristería. Lo sencillo y elegante es más profesional, y si con poco consigues transmitir lo que quieres, mejor.

Objetos cotidianos
Una idea muy creativa es la de usar objetos cotidianos como base para el diseño de las tarjetas. Esta idea en particular es eficaz si la aplican negocios que ofrecen algo específico, como por ejemplo usar tarjetas de visita que imitan a las etiquetas de equipaje si somos una agencia de viajes, o peines en los que se imprime nuestra información si somos una peluquería. Esto es muy interesante porque además de darle una tarjeta al cliente con nuestros datos, le damos algo que para él puede tener un valor añadido, y lo apreciará más.

Con espacios negativos
Jugar con los espacios negativos de las tarjetas nos parece muy divertido. Si el tipo de negocio que tienes da pie a tener una tarjeta de estas características, lánzate y dale una vuelta a la tarjeta tradicional. Hay infinidad de ejemplos e ideas para tarjetas recortadas o con huecos que crean el diseño, e incluso en las que se deja de rellenar un espacio, para que el diseño sea en negativo.

Simplemente imágenes
Para no saturar a la persona que lee la tarjeta con demasiado texto e información,  lo que debemos hacer es utilizar imágenes que sean las protagonistas del diseño de nuestras tarjetas. Una imagen grande acompañada simplemente de nombre y un teléfono y tendremos una tarjeta de visita llamativa y original, con los datos justos. Como decíamos, no se necesita mucho para que tus tarjetas sean de calidad y cumplan su función, no es cuestión de dinero sino de tener una idea y desarrollarla adecuadamente.

Que sean plegables
En este caso las tarjetas se diseñan con la idea de ser dobladas. Con este tipo de diseño de tarjetas de visita tendremos en lugar de dos, cuatro caras disponibles para ofrecer información relevante de contacto y para jugar con nuestro diseño. Ofrece muchas más posibilidades para impresionar al cliente, dar rienda suelta a nuestra creatividad, además de asegurarnos de que no resultará agobiante la información que pongamos en ellas, por mucha que sea, porque el hecho de leerla como un juego o parte a parte, resulta más divertido que ver un gran bloque de texto.

Jugar con la opacidad 
Esta es una de las tendencias que más atractiva nos parece y  muy novedosa. Se trata de que la tarjeta en sí sea de material transparente. Algunos diseños tienen algo de opacidad sin llegar al 100% y otros son completamente transparentes, incluso con color. Da igual la opción por la que te decantes, lo importante en este caso es que es un tipo de tarjeta que desde luego llama la atención y, si bien quizá tiene un coste algo más elevado, merece la pena.

Con Comprar Logo puedes conseguir un diseño nuevo para tu negocio y todos los elementos de papelería que necesites. ¡Infórmate sobre nuestros Planes de diseño y lo que te ofrecemos con cada uno de ellos!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

tres × dos =

¿Te gusta el post? ...¡Comparte! :)